Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

El búho o la libertad

Déjenme que les cuente un cuento. Lo leí hace ya algunos años y se me quedó grabado en la memoria. Era la historia de un búho, un búho que en una noche apacible y oscura vigilaba atento con sus enormes ojos lo que a su alrededor ocurría. Pasaron entonces dos topos confiados en que la negrura de la noche los haría invisibles. Pero el búho los vio y al sentirse descubiertos huyeron entre sorprendidos y admirados. En poco tiempo la historia de ese animal extraordinario, capaz de ver incluso en la oscuridad se había extendido por el bosque. La fama de aquel ser mágico creció como la espuma hasta el punto de que el pájaro secretario decidió visitarlo para comprobar si era verdad todo lo que de él se contaba. Cuando llegó donde el búho se encontraba quedó maravillado de sus grandes ojos y su egregia presencia. Durante un buen rato el secretario preguntó al búho todo aquello que su buen entender le daba y para todo tuvo respuesta. El secretario regresó con las buenas nuevas y reunió a todos los animales del bosque. El búho era un ser extraordinario, que no solo veía en la oscuridad, sino que era profundamente sabio.

Deseosos como estaban los animales de encontrar por fin alguien que los liderara, mostraron su regocijo aclamando tan gran descubrimiento y se propusieron ofrecer al búho ser el líder del bosque. Hubo, pese a todo, algún osado como el zorro que llegó a preguntar si el búho veía también de día. Semejante pregunta, impropia de un animal como el zorro, hizo estallar en carcajadas al grupo. Si alguien era capaz de ver por la noche, ¿cómo no iba a ser capaz de ver de día? Llegaron con su ofrecimiento al búho que de inmediato aceptó tal responsabilidad. Después de todo, ¿quién se negaría a semejante honor?

Se decidió hacer una ceremonia con todo el boato posible, a las doce del mediodía y en un claro del bosque para que todo el mundo pudiera participar en la misma. A la hora fijada, y bajo un sol radiante, vieron llegar al búho caminando lentamente, lo que le confería apariencia de gran dignidad y sabiduría. Alguien exclamó “¡Es dios!” y muchos otros a coro lo secundaron “¡Es dios!”. El búho no se detuvo al llegar al centro y siguió caminando como si no fuera capaz de ver lo que tenía delante. Todos entonces decidieron seguirle, incluso cuando se adentró a una carretera, lugar peligroso de todos conocido y al que rara vez osaban acercarse. Pero si el búho lo hacía… Un halcón que estaba vigilante vio que se acercaba un camión a toda velocidad y decidió avisar al secretario. El secretario le preguntó al búho “¿No tienes miedo?”. “¿A qué?” dijo el búho con admirable tranquilidad. “¡Es dios!” exclamaron entonces todos maravillados. “¡A nada le teme! ¡Es dios! “y comenzaron a seguirle. Y todavía estaban gritando “¡Es dios!” cuando el camión les pasó por encima. Algunos animales resultaron heridos, pero para la gran mayoría, incluido el búho, ese sería su último paseo por el bosque.

En 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, Erich Fromm, psicoanalista y psicólogo social alemán, intentaba explicar en su famosa obra “El miedo a la libertad” cómo era posible que un régimen como el que representaba el nacismo se hubiera hecho presente en un país como Alemania.  

En su análisis, exponía como la lucha por la libertad siempre está llena de obstáculos, y esos obstáculos no provienen exclusivamente de quienes intentan evitar la libertad del otro en pro de conservar o adquirir privilegios. Lo que Erich Fromm sostenía en su libro es que los fascismos de la primera mitad del siglo XX no fueron simple casualidad, ni se dieron por falta de madurez democrática o por la traición inesperada de unos indeseables. En opinión del Fromm, gran parte de las personas se mostraron deseosas de entregar su libertad, descansaron haciéndolo y renunciaron a sus privilegios voluntariamente.

El termino voluntario tal vez sea cuestionable, pero es incontestable que muchos movimientos totalitarios cuentan con un gran apoyo. Y es que la libertad, es una responsabilidad pesada, a veces una carga que muchos desean depositar en otros para poder dedicarse a otros menesteres.

Porque ser libres implica pensar, buscar y trabajar el criterio propio, enfrentarse en ocasiones a la opinión de la mayoría y sostener nuestras ideas si estamos convencidos de ellas soportando la presión del grupo. Y esto no es tarea fácil.

Los experimentos de Solomon Asch de conformidad con el grupo o el no menos famoso experimento de Milgram, demostraron hasta qué punto las personas nos plegamos a la opinión mayoritaria y somos capaces de comportarnos de manera lamentable, incluso en contra de nuestras ideales, excusándonos en un cuestionable principio de autoridad, sea este real o imaginario. Demostraron que las personas tenemos una tendencia a transferir la toma de decisiones al grupo y a la jerarquía.

No digo que no sea útil esa tendencia. De hecho, probablemente haya sido un mecanismo que nos ha permitido progresar y sobrevivir como especie. En todas las sociedades han surgido figuras de autoridad, líderes que han asumido la función de guiar al grupo y facilitar y clarificar la toma de decisiones.

Pero no estaría mal que fuéramos capaces de pensar por nosotros mismos, de dedicar un tiempo a cuestionar si aquello que nos dicen o cuentan es cierto, más allá de quién es el mensajero. Porque muchos grandes líderes han propuesto grandes estupideces y seguir a ciegas a los mismos nos puede llevar al precipicio. Hagamos siempre este esfuerzo, aunque nos lleve su tiempo. No vaya a ser que estemos siguiendo a un búho…

Emilio J. Belda Seguí

Psicólogo Social

También te puede interesar

Cundinamarca

Es el más grande de todo el sistema. Desde aquí los ciudadanos también podrán abordar el sistema que moviliza más de 400 mil pasajeros...

Turismo

En la feria líder de servicios turísticos de Iberoamérica participan experiencias de Guasca, Guaduas, Facatativá, Sesquilé, Guatavita, Tabio, Silvania y Mosquera

Medio Ambiente

Fue abandonada en un costal al borde de la vía que comunica a Chiquinquirá con Saboyá. El animal será trasladado al Centro de Atención...

Cundinamarca

Tarifa de caseta de recaudo se congela hasta diciembre 31 de 2023 e inversiones de obra en los 78 kilómetros del corredor

Cundinamarca

Dos nuevas vías al servicio de la comunidad.

Cundinamarca

El municipio contará con un tanque de compensación del líquido

Educación

Es desolador el panorama al que se enfrentan los jóvenes provenientes de sectores populares cuando se ven obligados a hipotecar sus sueños a una...

Medio Ambiente

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) abrió un proceso sancionatorio contra dos personas en Boyacá por la movilización ilegal de 398 bloques de...